Qué es la ozonoterapia y para qué sirve



La ozonoterapia ofrece una amplia variedad de beneficios para el organismo humano. A través de sus diferentes vías de aplicación, la ozonoterapia se utiliza en el mundo entero para la cura de distintas patologías. La historia de esta terapia alternativa empieza en Alemania en 1.857 y luego los rusos fueron quienes aceleraron las investigaciones de la medicina, transfiriendo conocimientos a países aliados. Se expandió en el mundo entero después de la II guerra mundial. La ozonoterapia se basa en los efectos beneficiosos del gas en el cuerpo humano que son muy diversos. Estimula los glóbulos blancos, aumentando las defensas del organismo ante infecciones o enfermedades autoinmunes, actúa como antioxidante y además a nivel de los glóbulos rojos se incrementa la liberación de oxígeno, generando un mayor transporte de oxígeno a las células, y así mejora la función celular y la circulación en general, también es un potente germicida: elimina bacterias, hongos y virus.

En qué consiste la ozono terapia

Qué es la ozonoterapia

Cómo se aplica la ozonoterapia:

  • La ozonoterapia se aplica de manera sistémica: Por vía intramuscular, intrarticular, intradiscal y subcutánea.
  • Local: Por medio de una aplicación de una campana de cristal o plástica donde se hace circular el O2 y O3. Este método se utiliza en casos de úlceras de decúbito y úlceras de éxtasis venoso.
  • Otro método muy utilizado es autohemotransfusión: Se realiza sacando sangre venosa, que es tratada con O2 y O3 para su posterior transfusión.

En qué casos se utiliza la ozonoterapia:

  • Es utilizada en casos de hernia discal.
  • Patologías dolorosas como por ejemplo artritis o reuma.
  • Para tratar problemas en las articulaciones de las rodillas.
  • Patologías por un carente aporte de oxígeno, por ejemplo problemas en la circulación arterial.
  • Patologías inmunológicas como el SIDA.
  • Enfermedades crónicas venosas y úlceras de decúbito.

Contraindicaciones de la ozonoterapia:

  • Está contraindicada en mujeres embarazadas y lactantes.
  • Anemia.
  • Calambres.

Tendencia actual:

¡Compártelo con tus amigos!

    Enviar Comentario