Cómo dejar de ser celoso y desconfiado



“Los celos cuando son furiosos, producen más crímenes que el interés y la ambición”

Voltaire

Antes que nada, cabe advertir que lo expuesto a continuación son recomendaciones frente a ciertos tipos de sentimientos de temor a la pérdida de la persona amada. Es un sentimiento humano, demasiado humano, que en pequeñas dosis es en apariencia inofensivo, y que incluso a veces puede llegar a potenciar y restablecer la pareja. Sin embargo, este sentimiento llevado al paroxismo o bien a la exageración puede llegar a producir no sólo la ruptura en la relaciones, sino la posterior incapacidad de una sana interrelación con otra persona. No sólo se manifiestan como una tortura mental, sino que además, los celos en la actualidad, son la principal causa de la violencia intrafamiliar.

Los mejores consejos y recomendaciones para terminar con los celos

 

Es totalmente verdad que los celos se inmiscuyen en nuestras relaciones personales viciándolas con sensaciones de dominio y propiedad sobre la otra persona. Estas cuestiones no sólo suelen afectar a parejas, los celos demuestran un acontecer dañino además en relaciones humanas de otra índole como: de hermanos, entre amigos, entre padres e incluso entre colegas en relaciones laborales.

De causas múltiples, los celos presentan una dinámica y devenir que corresponde al unísono con el de la sociedad y sus parámetros. Sin ánimo de ser exhaustivo, algunas de las causas por las cuales podemos llegar a manifestar síntomas de celos:

  • Falta de confianza en uno mismo: los individuos inseguros en general no sienten ser merecedoras de amor, ergo esto conlleva a desconfiar de la sinceridad y el cariño del otro.
  • Experiencias vividas: los/as que han sido traicionadas/os alguna vez por quien confiaban, tienden posteriormente a desarrollar una personalidad celosa.
  • Trastornos psicológicos: personalidades de tipo paranoides, narcisistas e histriónicas suelen desconfiar continuamente de los demás, por esto tienden a desarrollar una celotipia.

Tips y sugerencias para evitar y controlar los celos:

  1. Tolerancia y espacio a la pareja: evitar estar continuamente controlando y preguntando qué hace y con quien. Se agobia y atosiga a la pareja.

  2. Pensamientos destructivos fuera: hacen el problema algo más grave. Intentar transmutarlos por otros de seguridad y confianza que los frenen. Diferenciar hechos reales de los manipulados por la propia imaginación.
  3. Comentar lo ocurrido con amigos: pedir consejos a aquellos de nuestra confianza. Los diferentes puntos de vista ayudan a analizar de forma objetiva y a tratar de encontrar soluciones que tal vez no eran las propias ya pensadas.
  4. Reflexionar y aclarar ideas: implica exponer los sentimientos, ante la otra persona o nosotros mismos, con sinceridad, descubriendo los miedos, necesidades y demás.
  5. Por último, evita por todos los medios recurrir a amenazas, insultos, culpabilizar a otros, o exagerar el aspecto trágico de los celos: no cegarse con la rabia, ser responsable de lo que se siente, entender que los celos son normales y se debe sobreponer a ellos.

Tendencia actual:

¡Compártelo con tus amigos!

    Enviar Comentario