Qué es el rejuvelac, cómo se prepara y qué propiedades aporta al organismo



Hoy en nuestra página vamos a hablar del Rejuvelac, o también conocida como agua enzimática, agua de vida o agua purificadora. Una bebida fermentada no alcohólica realizada de granos germinados, de fácil preparado, que es considerada como un potente rejuvenecedor y restaurador de la salud, y esto se debe a que contiene todos aquellos componentes donde ha germinado vida. Un preparado lleno de probióticos y es usada en la cocina vegana para fermentar quesos, tomar jugos o hacer limonadas.

Cómo hacer rejuvelac en casa y cúales son sus beneficios

 

Beber rejuvelac conlleva muchos beneficios para el organismo, entre algunos ellos podemos nombrar:

  • Ayuda a regular la digestión ya que facilita digerir los alimentos por el alto contenido en enzimas (gran reductor de flatulencias).
  • Permite mantener el colon limpio y sano debido a que estimula el crecimiento de bacterias benéficas: como lactobacilos bífida que además elimina toxinas, impide el desarrollo de bacterias dañinas, produce ácido láctico y vitaminas del complejo B.
  • Potente fortalecedor del sistema inmune protegiendo el cuerpo de enfermedades.
  • Útil para calmar la colitis, gastritis y pesadez, ya que ayuda a desinflamar el sistema digestivo.

Cómo preparar rejuvelac casero:

Paso 1 – Debemos poner en remojo durante diez a quince horas en un frasco una semilla que se quiera, por ejemplo: lenteja o frijol mungo variedad blanda, chía, quínoa, ajonjolígarbanzo, chan,  frijolarroz, centeno o avena.

Paso 2 – Pasadas las quince horas, debemos escurrir el agua sin enjuagar, luego cubrir el frasco con una tela y dejarlo germinar por dos o tres días. Trascurrido ese tiempo, añadiremos agua limpia, tres veces la cantidad de semillas germinadas. Nuevamente cubrir el frasco con tela y lo dejaremos reposar por veinticuatro horas a temperatura ambiente.

Paso 3 – Escurrir el líquido o rejuvelac con toda la potencia de crecimiento de las semillas y disfrutarlo!

Cabe agregar que cuando su sabor está muy ácido y presenta olor desagradable es recomendable recoger el líquido, tirar las semillas y volver a realizar el procedimiento. El mal olor puede ocurrir por varias razones: alta temperaturas a la hora de la fermentación (más de veinticinco grados Celsius) , las semillas utilizadas estaban viejas, el contenedor y/o el agua estaban sucios.

Vídeo de cómo se hace el rejuvelac:

Tendencia actual:

¡Compártelo con tus amigos!

    Enviar Comentario