Propiedades y beneficios del diente de león para la salud



El diente de león es una planta medicinal, también conocida como Achicoria amarga, Cerraja o Chipule. Es una planta perenne que llega a medir hasta 40 centímetros de altura. Tiene innumerables componentes activos como: hidratos de carbono, mucilagos, vitaminas del grupo B, y C, ácido folico y betacarotenos, minerales como el potasio, aminoácidos, flavonoides, taninos y aceite esencial. El Diente de León es una planta silvestre comestible, sus hojas son muy ricas en hierro y fibra; contiene propiedades digestivas y tónicas para el hígado. Posee mas betacarotenos que la zanahorias o la espinaca, es ideal para tratar problemas en la piel, el colesterol y la vista, contiene un alto contenido en potasio, lo cual hace de esta planta un alimento ideal para tratar la obesidad, los edemas y la retención de líquidos.

Propiedades curativas y nutritivas del diente de león

Propiedades del diente de león

Uso medicinal del diente de león:

  • Excelente estimulante de la función hepática.
  • Ideal para quienes padezcan cirrosis.
  • Diurética.
  • Ayuda al buen funcionamiento de la vesícula biliar.
  • Es muy útil para tratar la anemia.
  • Es utilizada para tratar la diabetes.
  • Ayuda a una buena digestión.
  • Estimula el apetito.
  • Desintoxica los riñones.
  • Actúa como laxante.
  • Regula el funcionamiento del aparato digestivo.
  • Controla el estreñimiento y gases.
  • Es antioxidante.
  • Ayuda a controlar la depresión.
  • Controla el estado de ánimo.
  • Es utilizado para enfermedades en la piel como el acné, psoriasis, urticaria, etc.
  • Ideal para problemas circulatorios.

Contraindicaciones del diente de león:

  • No está recomendado para personas con piedras en la vesícula.
  • Es contraproducente en personas que tienen un estómago perezoso.
  • No pueden consumirlo quienes sufran de acidez estomacal o úlcera del estomago.

Cómo preparar una infusión de diente de león:

Ingredientes:

  • Agua.
  • Hojas secas de diente de león.

Preparación:

  • En un jarro agregar un vaso de agua.
  • Poner al fuego hasta que hierva.
  • Vierte el agua hirviendo sobre las hojas.
  • Tapar y dejar reposar por cinco minutos.
  • Colar, endulzar a gusto y beber.

Tendencia actual:

¡Compártelo con tus amigos!

    Enviar Comentario