Propiedades y beneficios del aceite de argán



El aceite de argán se extrae del árbol Arganda Spinosa, único en todo el mundo; crece en el suroeste de Marruecos. Tiene una edad promedio de ochenta millones de años y se encuentra en peligro de extinción. El aceite de argán posee innumerables compuestos activos, contiene un ochenta% de ácidos grasos insaturados del género oleico y linoleico, monoterpenos “alcanfor, cineol y borneol”,  alcoholes triterpénicos, xantofilas, carotenoides, tocoferoles, escualeno, fitosteroles y vitamina E. Es muy efectivo para regular el colesterol, gracias a su alto contenido en ácido oleico. Mejora notablemente la salud de la piel, uñas y cabello; es magnífico para tratar estrías, acné y quemaduras solares.

Propiedades curativas del aceite de argán

Aceite de argán

Uso medicinal del aceite de argán:

  • Protege e hidrata profundamente la piel.
  • Previene el envejecimiento apresurado de la piel.
  • Protege de la radiación solar.
  • Reduce la aparición de arrugas.
  • Contiene propiedades bactericidas y fungicidas.
  • Es ideal para tratar los granos de la varicela.
  • Ayuda a combatir la caspa.
  • Contiene antioxidantes naturales.
  • Evita enfermedades cardiovasculares.
  • Es ideal para tratar la mala circulación.
  • Posee propiedades afrodisíacas.
  • Previene abortos.
  • Posee propiedades anti-cancerígenas.
  • Es antiséptico.
  • Fortalece uñas y cabello.
  • Es muy efectivo para sanar enfermedades dermatológicas.

Cómo aplicar el aceite de argán:

  • Para la piel: Aplicar una hora antes de la ducha.
  • Para las uñas: Mezclar con zumo de limón, aplicarlo y dejarlo actuar durante la noche.
  • Para el cabello: Aplicar media hora antes de lavarlo o una gota del mismo y dejarlo todo el día.

Aceite de argán contraindicaciones:

  • Se recomienda no utilizar el aceite en pieles muy sensibles, sin antes tener una prescripción médica.
¡Compártelo con tus amigos!

    Enviar Comentario