Cómo hacer aceite de lavanda casero



El aceite esencial de lavanda se considera el rey de los aceites esenciales gracias a sus múltiples beneficios, aplicaciones y propiedades. Este aceite esencial se obtiene destilando la lavanda. Posee propiedades antisépticas, analgésicas, sedantes, antiinflamatorias, antiespasmódicas, potenciadoras y regeneradoras. Está indicado para tratar problemas de la piel como arrugas, acné, dermatitis, quemaduras y heridas leves, etcétera. Además ayuda a tratar infecciones ginecólogicas, bronquitis, resfriados, gripes, y actúa sobre el sistema nervioso, relajando y dando paz al organismo. A continuación les enseñaremos a preparar aceite de lavanda natural paso a paso.

Cómo preparar aceite de lavanda paso a paso

Aceite de lavanda beneficios

Aceite de lavanda ingredientes:

  • Flores de lavanda (secas o frescas).
  • Aceite de girasol, sésamo, etcétera.
  • Un frasco de cristal y otro de cristal opaco.

Aceite de lavanda preparación:

  • Colocar las flores en el frasco de cristal y agregar aceite hasta que estén cubiertas por completo.
  • Cerramos el frasco y situamos en un lugar donde le de la luz pero no de manera directa.
  • Todos los días, debemos remover bien el frasco.
  • Pasados los 40 días, debemos colar y volcar la preparación en el frasco de cristal opaco.
¡Compártelo con tus amigos!

    Enviar Comentario