Cómo realizar la maniobra de Heimlich



La maniobra de Heimlich (compresión abdominal) es un procedimiento de primeros auxilios que consiste en realizar tres pasos fundamentales para poder salvar una vida en pocos segundos. Es una maniobra simple que ayuda a expulsar trozos de comida u otros objetos de las vías respiratorias de una persona que se está ahogando, por el aumento de la presión del abdomen y el pecho. El inicio del ahogo es rápido, de manera que si sabes hacer la maniobra de Heimlich y estás dispuesto a aprovechar este conocimiento, puedes salvar la vida de una persona.

Pasos a seguir en caso de asfixia por cuerpo extraño

Cómo realizar la maniobra de Heimlich

Pasos a seguir en caso de ahogo:

Paso 1: Asegurarse que la persona se está ahogando. No puede respirar, su rostro transmite expresión de pánico, se aprieta la garganta con las manos, no puede hablar ni toser, presenta una coloración morada o gris en los labios y bajo las uñas, su cara está grisácea, se produce depresión de la piel en los espacios entre las costillas y sobre la clavícula, pérdida de conciencia.

Paso2: Tratar de calmar a la víctima y explicarle que vas a ayudarlo. Encárgate que otra persona se comunique urgentemente con una ambulancia.

Paso3: Poner de pie a la persona que se está ahogando, si es muy pesada, sentarla en una silla.

Paso4: Pararse atrás de la víctima con la piernas abiertas, para no perder la estabilidad en caso de que se desmaye. Rodearla desde atrás con los brazos, formando un círculo alrededor del estómago. Haz un puño con tu mano más fuerte, apuntando el pulgar hacia arriba. Colocar el puño encima del ombligo de la víctima, debajo del esternón. Envolver firmemente el puño con la otra mano, manteniendo el pulgar alejado de la víctima para no dañarla.

Paso5: Realizar la maniobra de Heimlich, que consiste en presionar con las manos hacia adentro y arriba, apretando el abdomen, los movimientos deben ser rápidos y fuertes como si trataras de levantar en el aire a la víctima. Hacer 5 compresiones abdominales sucesivas y seguir repitiendo la serie hasta que el objeto sea liberado y expulsado. Utilizar menos fuerza si la víctima en cuestión es un niño. Si la persona se desmaya, hay que suspende inmediatamente las compresiones.

Paso6: Una vez que el objeto es expulsado, hay que examinar a la victima que esté respirando normalmente, sino es así, seguir con las compresiones.

Paso7: Si no se puede desatascar la obstrucción, llamar inmediatamente a servicios de emergencia y si la víctima perdió la conciencia, cesar inmediatamente las compresiones e iniciar la respiración artificial.

Tendencia actual:

¡Compártelo con tus amigos!

    Enviar Comentario