Propiedades y beneficios del ginseng para la salud



El ginseng es una de las plantas mas populares gracias a sus múltiples usos terapéuticos. Es un producto natural fabricado a base de hiervas, se ha utilizado por cientos de años en Asia gracias a sus propiedades medicinales. La especie mas usada para productos farmacológicos es panax ginseng. En corea se la considera de interés nacional. Existen variadas formas de ginseng: el ginseng blanco, el ginseng marrón y el ginseng rojo. Están compuestos por: ácido ascorbico, cítrico, fumarico, malico, oleanolico y tartárico; minerales: aluminio, calcio, cromo, colbato, cobre, hierro, magnesio, fósforo, potasio, selenio, sodio, zinc y manganeso; vitaminas: vitamina C, B7, B3, B2 Y B5; también posee proteínas, glucidos y betacarotenos. Es una planta para superar los obstáculos de la vida, ayuda a equilibrar el organismo, nos devuelve la energía, mejora las condiciones de fatiga crónica, neutraliza el estrés, estimula la capacidad intelectual, disminuye el colesterol y mejora la erección y aumenta el deseo sexual.

Propiedades curativas y nutritivas del ginseng

Ginseng

Uso medicinal del ginseng:

  • Aumenta la energía.
  • Se recomienda a pacientes con fatiga crónica.
  • Favorece al sistema inmunológico.
  • Colabora en tratamientos de cáncer.
  • Ayuda en tratamientos de enfermedades cardiovasculares.
  • Es un potente antioxidante, retrasa el envejecimiento celular y mejora la elasticidad de tu piel.
  • Estimula la capacidad intelectual.
  • Disminuye el colesterol.
  • Fortalece las defensas.
  • Aumenta el deseo sexual y mejora la erección.

Contraindicaciones y efectos secundarios del ginseng:

 Pude provocar: 

  • Cifras elevadas de la tensión arterial.
  • Nerviosismo.
  • Insomnio.
  • Dolor de cabeza.
  • Colitis matutina.
  • Urticaria.
  • Dolor en la glándula mamaria.
  • Metrorragias.

Cómo preparar una infusión con raíz de ginseng:

  • Colocar 1 o 2 raíces secas de ginseng cortadas en trozos pequeños.
  • Poner a hervir en una olla 1 litro de agua.
  • Cuando rompa el hervor, dejar a fuego lento, unos cuarenta y cinco minutos.
  • Procura que la olla esté siempre tapada.
  • Por ultimo colar y beber en lo posible dentro de las dos horas siguientes.
  • Beber una o dos tazas al día.

Tendencia actual:

¡Compártelo con tus amigos!

    Enviar Comentario