Propiedades y beneficios de la cimicífuga para la salud



La cimicífuga es una planta herbácea perenne, de tallos erectos, frondosos y ramificados, posee flores muy pequeñas de color banco coronados por racimos. Esta planta ha sido muy bien estudiada en ensayos clínicos en Alemania donde los médicos la prescriben para los sofocos  y la atrofia vaginal en la menopausia. De la planta se utilizan las raíces y rizomas y puede indicarse en tinturas, cápsulas, comprimidos o extractos fluidos. Entre sus compuestos activos la cimicífuga aporta: vitaminas A y B5, fósforo, taninos, acteina, cimicifungina, ácido oleico y palmítico, fitoestrógenos y triterprenos. La cimicífuga es utilizada para tratar los síntomas de la menopausia, mareos, calambres, para el alivio de la sinusitis, para tratar el insomnio, entre otros.

Propiedades curativas de la cimicífuga

Propiedades curativas de la cimicífuga

Usos medicinales de la cimicífuga:

  • Elimina las toxinas y el calor en la sangre.
  • Ayuda a tratar enfermedades eruptivas.
  • Restaura la posición normal de las vísceras, en casos de prolapsos rectales y uterinos.
  • Alivia el dolor de muelas.
  • Calma jaquecas y dolores de cabeza.
  • Posee efecto antibacteriano y antiviral.
  • Efectiva para la salud cardiovascular.
  • Posee efecto antipirético, sedante, tranquilizante y analgésico.
  • Ayuda a curar úlceras estomacales.
  • Tónico hormonal.
  • Sumamente eficaz para tratar artritis y reuma.

Cimicífuga contraindicaciones:

  • No consumir durante el embarazo o lactancia.
  • Evitar su consumo en caso de padecer una enfermedad hepática.

Cómo se utiliza la cimicífuga:

  • Consumir cuarenta gotas, dos veces por día, por espacio de seis a ocho semanas, para tratar la menopausia.
  • Con vino: Estimula la acción ascendente.
  • Con miel: Alivia la tos y tonifica el pulmón.

Tendencia actual:

¡Compártelo con tus amigos!

    Enviar Comentario