Remedios caseros para la esteatosis hepática o hígado graso



La esteatosis hepática o hígado graso es una afección de origen metabólico y consiste en la acumulación anormal de grasa, mayoritariamente en forma de triglicéridos, en la célula hepática. Hay dos tipos de esteatosis: esteatosis microvacuolar de daño celular agudo y esteatosis macrovacuolar que produce un daño crónico. Entre sus causas se encuentran el alcohol, la diabetes, la obesidad, el colesterol, la hipertensión, diferentes tipos de drogas y toxinas, problemas metabólicos o de nutrición, entre otras. El hígado graso suele manifestarse a causa de la ingestión de grandes medidas de alcohol, azúcares o grasas y afecta mayormente a la población femenina.

La esteatosis hepática o hígado graso

La esteatosis hepática o hígado graso

Remedios caseros:

  • Hervir 2,5 gramos de hojas secas de boldo cada 200 mililitros de agua. Beber esta infusión hasta tres veces al día. 
  • Comer diariamente níspero, mejora la función hepática.
  • En un litro de agua, hervir 30 gramos de hojas secas de tamarindo. Beber hasta tres tazas diarias.
  • Realizar un jugo con dos rábanos negros y un vaso de agua. Beber dos veces por semana.
  • Consumir alcachofas y hojas tiernas sin espinas de cardo mariano en ensaladas.

Recomendaciones:

  • Hacer ejercicio regularmente.
  • Bajar de peso.
  • Consumir pescados y fibras.
  • Evitar el consumo de alcohol, azúcar, grasas y productos lácteos enteros.

Vídeo:

Tendencia actual:

¡Compártelo con tus amigos!

    Enviar Comentario