Qué es una hernia discal, causas, síntomas y tratamiento



La hernia discal ocurre cuando parte o toda la hernia de un disco de la columna, es obligada a pasar atraves de una parte débil del disco. Esto ejerce presión sobre los nervios o la médula espinal. Las vertebras de la columna se encargan de proteger los nervios que salen del cerebro y pasan por la espalda, formando la médula espinal. Las vertebras están divididas por discos que amortiguan y dan espacio entre las vertebras. Los discos son los encargados de dar movimiento a las vertebras y así una persona puede agacharse. Una hernia discal puede romperse a causa de un mal esfuerzo o una lesión, y esto puede causar presión sobre los nervios raquídeos; provocando debilidad, entumecimiento o dolor. Generalmente en la región lumbar es donde más se presentan las hernias discales, en cambio en el cuello, la parte alta de la espalda y la parte media, rara vez resultan afectados. Normalmente las hernias de disco afectan a los hombres de edad media y avanzada; otro factor de riesgo puede ser una enfermedad congénita. Para poder diagnosticar una hernia de disco, en primer lugar el médico realizará un examen físico y la historia clínica del paciente. Luego indicará una serie de estudios que abarcaran: resonancia magnética, tomografía computada, radiografía de la columna, entre otros.

Cómo se detecta una hernia discal

 Hernia de disco

Hernia discal síntomas:

Generalmente el dolor se manifiesta en un solo lado del cuerpo:

  • Región lumbar: Dolor punzante en lado de la pierna, los glúteos o la cadera.
  • Dolor en la pantorrilla o la planta del pie.
  • Debilidad en la pierna.
  • Hernia de cuello: dolor al girar o mover el cuello.
  • Profundo y punzante dolor en el omóplato, que se traslada hasta el antebrazo y los dedos de las manos.
  • Por la noche el dolor se torna mas insoportable.
  • Luego de estar de pie o pasar un largo rato sentado.
  • Al toser o reírse.
  • Al caminar varias cuadras.
  • Debilidad muscular.

Hernia discal tratamiento:

  • Lo primero que indicará el médico es un tiempo prolongado de reposo, junto con analgésicos.
  • Si con el reposo no alivia el dolor, indicarán una serie de inyecciones que se aplican donde se encuentra la hernia de disco.
  • Y si los síntomas no desaparecen, la cirugía es otra opción.

Cómo prevenir una hernia discal:

  • La mejor manera de prevenir una hernia de disco o cualquier otra lesión en la espalda, es evitando el sobre peso, tener ciertos cuidados en el trabajo y hacer actividad física de manera adecuada y con personas idóneas.

Tendencia actual:

¡Compártelo con tus amigos!

    Enviar Comentario