Qué es la tos ferina, causas, síntomas y tratamiento



La tos ferina es una enfermedad bacteriana sumamente contagiosa que causa una tos incontrolable que dificulta la respiración y suele provocar un sonido convulsivo cuando la persona intenta inspirar. Esta enfermedad se debe a una bacteria llamada Bordetella pertussis. Es altamente peligrosa, afecta a personas de todas las edades y puede llevar a la muerte. La enfermedad suele durar comúnmente entre seis y diez semanas. La tos ferina presenta tres fases diferenciadas: fase catarral, fase paroxística y fase de convalecencia. En caso de que los síntomas no sean claros, el médico puede realizar una prueba del moco proveniente de las secreciones nasales y enviarlas a analizar.

Cómo se diagnostica la tos ferina

Tos ferina

Tos ferina síntomas:

  • Resfriado.
  • Estertor.
  • Fiebre.
  • Diarrea.
  • Rinorrea.
  • Vómitos.
  • Asfixia.

Tos ferina tratamiento:

  • Bebés con casos graves deben ser hospitalizados.
  • En caso de que la enfermedad se detecte a tiempo, el médico indicará antibióticos para erradicar la bacteria.

Cómo prevenir la tos ferina:

  • La vacuna DTaP es la mejor prevencion de todas.
  • Si existe un brote de tos ferina, los niños que no hayan sido vacunados deben evitar asistir al colegio y a reuniones públicas.

Tos ferina pronóstico:

  •  En niños el pronóstico generalmente es bueno, en cambio los bebés pueden tener graves complicaciones e incluso la muerte.

Tos ferina complicaciones:

  • Convulsiones.
  • Hemorragia nasal.
  • Neumonía.
  • Daño cerebral.
  • Apnea.
  • Discapacidad intelectual.
  • Muerte.

Tendencia actual:

¡Compártelo con tus amigos!

    Enviar Comentario