Qué es la retinopatía del prematuro, causas, síntomas y tratamiento



La retinopatía del prematuro es un mal desarrollo de los vasos sanguíneos de la retina; se presenta en bebés precoces. Es una enfermedad que puede causar ceguera. Hay una variedad de factores que pueden ser responsables del desarrollo de la retinopatia del prematuro: el peso muy bajo al nacer, el poco tiempo de gestación, el uso excesivo de oxígeno, cardiopatías, infecciones, problemas para respirar, transfusiones, bradicardia, PH, etc. El mayor riesgo lo tienen los bebés con menor peso y con mayores problemas médicos. A la mayoría de los recién nacidos de menos de 30 semanas de gestación o que pesen menos de un kilo y medio al nacer, se los examina en búsqueda de esta afección. Algunos bebés en alto riesgo que pesen de un kilo y medio a dos kilos o que nazcan después de 30 semanas también serán examinados. Para un valoración precoz, el médico dilatará las pupilas del bebé con gotas o bien hará una fotografía digital para diagnosticar ROP.

Cómo se diagnostica la retinopatía del prematuro

 Qué es la retinopatía del prematuro

Síntomas de la retinopatía del prematuro:

  • Etapa uno: Crecimiento de los vasos sanguíneos levemente anormal.
  • Etapa dos: Crecimiento de los vasos ligeramente sobre elevado.
  • Etapa tres: Crecimiento de los vasos gravemente anormal.
  • Etapa cuatro: Lo mismo que la etapa tres, pero además se presenta un desprendimiento parcial de la retina.
  • Etapa cinco: Desprendimiento completo de la retina.
  • Miopía grave.
  • Estrabismo.
  • Leucocoria.
  • Movimientos de los ojos anormales.

Tratamiento para la retinopatía del prematuro:

  • La fotocoagulación o la crioterapia, se utilizan para prevenir complicaciones.
  • El láser ayuda a evitar el mal crecimiento de los vasos.
  • En caso de haber desprendimiento de la retina, se deberá realizar cirugía.
¡Compártelo con tus amigos!

    Enviar Comentario