Qué es la placenta previa, causas, síntomas y tratamiento



La placenta previa sucede cuando la placenta crece en la parte más baja del útero, obstruyendo casi o toda la abertura del cuello uterino. En el primer trimestre del embarazo, es normal que la placenta se encuentre en la parte baja del útero; en el trascurso de la gestación, esta se desplaza hacia la parte superior del mismo. Hacia las primeras 12 semanas, la placenta debe estar alojada en la parte superior del útero para que el cuello uterino se prepare para el parto. Cuando esto no sucede se denomina “placenta previa”. Algunas de las causas son: ser mayor de 35 años, fumar, úteros con fibromas u otras malformaciones, embarazos múltiples, cesáreas previas, antecedentes familiares. Existen tres tipos diferentes de placenta previa: marginal, parcial o completa. La placenta previa se diagnostica mediante una ecografía en el embarazo.

Características de la placenta previa

Características de la placenta previa

Placenta previa síntoma:

  • Sangrado vaginal súbito.
  • Cólicos.
  • Hemorragia fuerte o potencialmente mortal.

Placenta previa tratamiento:

  • El médico deberá controlar a la madre y su bebé cotidianamente. En estos casos se evalúa el riesgo de sangrado, tener al bebé en la semana 36 es el mejor tratamiento de todos. Los más seguro para el binomio es una cesárea, debido a que podría ocurrir un sangrado que matara a ambos.

Placenta previa pronóstico:

  • El mayor riesgo es el sangrado vaginal, que puede llevar a la muerte de la mamá y el bebé. Si las perdidas son muy fuertes, el bebé deberá nacer de forma prematura.

Placenta previa complicaciones:

  • Sangrado intenso que puede provocar la muerte de ambos.

Tendencia actual:

¡Compártelo con tus amigos!

    Enviar Comentario