Qué es la hipertensión pulmonar, causas, síntomas y tratamiento



La hipertensión pulmonar es el aumento de la presión arterial en los vasos sanguíneos que transportan la sangre a los pulmones; éstos se estrechan de modo tal que ya no pueden trasladar la cantidad de sangre necesaria. El corazón debe esforzarse mas de lo normal para que la circulación de la sangre vaya a través de las pequeñas arterias en contra de la presión. Con el correr del  tiempo, la hipertensión pulmonar provoca que el lado derecho del corazón se vuelva más grande. Esta enfermedad puede ser causada por anomalías congénitas del corazón, insuficiencia cardíaca, enfermedades autoinmunitarias como la artritis reumatoidea o esclerodermia que dañan los pulmones, por embolia pulmonar, VIH, fibrosis pulmonar o EPOC o por algunos medicamentos para adelgazar. El diagnóstico puede tardar un tiempo prolongado, debido a que otras enfermedades pueden provocar síntomas similares.

Cómo se diagnostica la hipertension pulmonar

HPP

Hipertensión pulmonar síntomas:

  • Dificultad para respirar.
  • Mareo.
  • Palpitaciones.
  • Piernas y tobillos hinchados.
  • Cianosis.
  • Dolor torácico.
  • Vértigo.
  • Desmayos.
  • Debilidad.
  • Fatiga.
  • Aumento en el tamaño del abdomen.

Hipertensión pulmonar tratamiento:

  •  No existe cura para la enfermedad. El tratamiento se basa en tratar los síntomas y prevenir mayor daño a los pulmones.

Cómo prevenir la hipertensión pulmonar:

  • No podemos especificar una forma de prevención debido a que depende lo que causó la infección. Un hábito de vida saludable, hacer actividad física y evitar el consumo de tabaco, garantizan una buena vida.

Hipertensión pulmonar pronóstico:

  • El pronóstico depende de cual fue la causal de la infección. Cuando la enfermedad avance deberá realizar cambios en el hogar para poder trasladarse con mayor comodidad.

Tendencia actual:

¡Compártelo con tus amigos!

    Enviar Comentario