Qué es la Hidrocefalia, causas síntomas y tratamiento



La hidrocefalia es una alteración en el cerebro, su nombre proviene de las palabras griegas “hidro” ( agua) y “cefalus” ( cabeza). Ocurre cuando el líquido cefalorraquídeo (líquido semejante al agua que envuelve y protege el cerebro y la médula espinal), no drena adecuadamente, acumulándose y provocando un exceso del mismo dentro del cráneo. El líquido CRL se encarga de repartir los nutrientes por el cerebro y de trasladar los productos de desecho de las áreas delicadas, siendo luego absorbidas por el torrente sanguíneo. Cuando la hidrocefalia está desde el nacimiento, las causas pueden ser por trastornos como la espina bífida (la causa es el mal desarrollo de la columna vertebral) o la estenosis del acueducto (un estrechamiento de un conducto pequeño llamado acueducto de Silvio, que conecta los dos principales ventrículos cerebrales). La hidrocefalia adquirida es causada por una hemorragia intracraneal, osea, un sangrado adentro del cerebro. Puede pasar en bebés prematuros y en niños que hayan padecido traumatismos craneoencefálicos.

Cómo se detecta la Hidrocefalia

Qué es la hidrocefalia

Hidrocefalia síntomas:

  • Los síntomas dependen de la edad, el daño cerebral y la causa del acumulamiento de LCR.
  • En los bebés, la cabeza es mas grande a proporción del cuerpo.
  • Ojos que aparentar mirar hacia abajo.
  • Convulsiones.
  • Somnolencia.
  • Irritabilidad.
  • Suturas separadas.

En niños mayores abarcan:

  • Llanto momentáneo, agudo y penetrante.
  • Cambios en la personalidad.
  • Problemas de memoria y razonamiento.
  • Variabilidad en el aspecto facial y en los ojos.
  • Movimientos en los ojos incontrolables.
  • Problemas para alimentarse.
  • Somnolencia desmesurada.
  • Dolor de cabeza.
  • Irritabilidad.
  • Incontinencia urinaria.
  • Problemas para desplazarse.
  • Pérdida de coordinación.
  • Espasmos.
  • Desarrollo tardío.
  • Desplazamiento lento.
  • Vómitos.

Hidrocefalia tratamiento:

  • El objetivo principal del tratamiento, es reducir el daño cerebral, mejorando el flujo del líquido “cefalorraquídeo”. Para esto puede realizarse una cirugía.
  • En el caso de no poder llevar a cabo la cirugía, se coloca una sonda, para redireccionar el LCR. Puede ser enviada al estómago, donde el mismo organismo lo absorbe.
  • Es posible que haya infecciones, para esto se recetarán antibióticos.
  • Supresión de las partes del cerebro, que causan el LCR.

Complicaciones de la Hidrocefalia:

  • Complicaciones con la cirugía.
  • Vómitos.
  • Daño intelectual.
  • Deterioro neurológico.
  • Discapacidades físicas.

Tendencia actual:

¡Compártelo con tus amigos!

    Enviar Comentario