Qué es la hemofilia, causas, síntomas y tratamiento



La hemofilia es un trastorno que perjudica a la coagulación de la sangre, se caracteriza por un desperfecto en alguno de los componentes denominados “factores”; los cuales son indispensables para que la sangre coagule correctamente. Hay tres tipos de hemofilia: Hemofilia A, B y hemofilia de Von Willebrand. Cuando una persona sangra, el organismo comienza una serie de reacciones que colaboran con la coagulación sanguínea; ésto se llama comúnmente “cascada de la coagulación”. Cuando faltan uno o más de estos elementos de coagulación, normalmente hay una posibilidad muy alta de sangrado. La causa de esta enfermedad es la falta del factor VIII o IX. Mayormente la hemofilia es trasmitida de padres a hijos “hereditaria” y afecta generalmente a los hombres.

Cómo se produce la hemofilia y cuáles son sus características

Qué es la hemofilia

Síntomas de la hemofilia:

  • Su principal síntoma es el sangrado. Los casos mas suaves, generalmente pasan inadvertidos, hasta una cirugía o un traumatismo.
  • Los casos mas rigurosos se pueden mostrar con sangrado grave, sin motivo. El sangrado interno se puede presentar en cualquier parte del cuerpo, aunque es mas frecuente en las articulaciones.

Tratamiento para la hemofilia:

  • El tratamiento común se basa en restituir el factor de coagulación faltante a trevés de una vena. (Infusión intravenosa).
  • Determinar un trastorno hemorragico, es de suma importancia. De forma que el doctor debe tener los cuidados necesarios si se va a realizar una cirugía.

Cómo se transmite la hemofilia:

  • La hemofilia es trasmitida de padres a hijos y así sucesivamente, cuyo defecto se halla en el cromosoma X, osea el cromosoma que se relaciona con el sexo. Por lo tanto es una enfermedad hereditaria pero ademas unida al sexo.

Tendencia actual:

¡Compártelo con tus amigos!

    Enviar Comentario