La amigdalitis o anginas, síntomas, causas y tratamiento natural



Se llama amigdalitis a la hinchazón o inflamación de una o ambas amígdalas (son extensiones de tejido linfoide que se encuentran ubicadas en un órgano de nuestro cuerpo conocido como faringe y poseen células productoras de anticuerpos que combaten las infecciones). Es por ello que hoy en Farmalt, traemos para informar a todos nuestros usuarios, cuáles son los síntomas, causas y que tratamientos con recetas naturales se pueden realizar para enfrentar esta enfermedad.

Remedios naturales para combatir la amigdalitis o anginas de forma efectiva

remedios caseros para la amigdalitis

Síntomas de la amigdalitis:

  • Dolor de garganta fuerte, que puede durar hasta 48 horas.
  • Dolor de oído y cabeza.
  • Problemas para deglutir.
  • Escalofríos y fiebre.
  • Se presenta sensibilidad en la garganta y mandíbula.

Causas de la amigdalitis:

  • Es una afección muy común y, especialmente, la contraen los niños.
  • Puede ser causada por bacterias o virus.
  • Esta infección se puede presentar en varios sectores de la garganta.

Tratamiento de la amigdalitis:

  • Para reducir la fiebre y el dolor, ingiera medicamentos de compra libre que no necesiten ser recomendados por un médico tales como el ibuprofeno o paracetamol.
  • Ingerir helado y bebidas frías.
  • Realícese gárgaras con agua tibia que contenga sal.
  • Beba líquidos tibios y suaves.
  • Para que haya una reducción del dolor, succione pastillas que contengan benzocaína (o similares ingredientes). No deben consumir pastillas los niños pequeños ya que podrían ahogarse.

 Recetas caseras para tratar la amigdalitis o anginas naturalmente:

  • En una taza, realice una infusión de tomillo y colóquele, una cucharada de miel y jugo de medio limón.
  • Ingerir durante el día, pedacitos de cebolla cruda o dientes de ajo.
  • En un vaso, exprima un limón y mezcle el jugo obtenido con miel. Acto seguido, realícese gárgaras por lo menos cinco veces al día y, después que termine de hacerlo, lavase los dientes para que no sufran el poder corrosivo que posee el limón.
  • En una olla, coloque ¼ litro de agua, ½ cucharadas de saponaria, 1 cucharada de salvia y calentar el contenido por unos 5 minutos. Luego, enfriar unos 10 minutos y tómelo durante el día con miel.
  • En una olla, coloque dos cucharadas de miel, varios higos secos y cocine el contenido a fuego lento. Acto seguido, ingiera 3 veces al día este jarabe.
  • En un recipiente, mezcle ¼ taza de vinagre de manzana y ½ taza de agua. Luego, tome una toalla pequeña, empapela con el contenido realizado y envuélvala en el cuello hasta que se seque.

Observaciones:

  • Las amígdalas hinchadas que no poseen dolor o que no causen otros inconvenientes, no necesitan tratamiento.
  • Cabe mencionar que si una persona presenta infecciones en reiteradas oportunidades, quizás sea necesario que le tengan que realizar una cirugía para extraerle las amígdalas.

Tendencia actual:

¡Compártelo con tus amigos!

    Enviar Comentario